Plan de Sucesión de Empresa Familiar

Si no lo has creado, esta historia te resultará familiar

De cada 100 empresas familiares que arrancan, 50 no llegan a la segunda generación, 15 pasan a la tercera y sólo 5 llegan a la cuarta, de acuerdo con datos de la consultora Unilco.

Otras estadísticas nos dicen que sólo de 5% a un 15% de las empresas familiares llegan a la tercera generación ¿Por qué sucede esto?

Muchas veces el fundador vela más por los intereses de la familia a costa de la empresa. Sus decisiones sustentadas en el amor, y basadas en emociones pueden resultar positivas en el corto plazo para la familia.

Causando un daño en el largo plazo y muchas veces permanente a la empresa.

Esta mortandad se da principalmente por la falta de reglas claras, porque no se cuenta con un plan de sucesión, porque hay diferencias de mentalidad entre las distintas generaciones que conviven en la empresa y porque la familia no se compromete de la misma manera que el fundador en la operación del negocio.

En la historia de hoy te platicaré cómo la falta de reglas claras respecto a los roles y compromisos de la familia en la empresa, de un fuerte liderazgo por parte del fundador y una comunicación confusa afectan a la familia y a la empresa.

Si quieres escuchar la versión en audio aquí la puedes encontrar.

Esta es la historia de Don Arturo que nació a inicios de los 40’s el siglo pasado, es decir actualmente ronda en los 78 a 80 años, y cuya familia no tenía una situación económica holgada, más bien era complicada, por lo tanto, aprendió el valor del trabajo desde que tenía 12 años.

Además, estudiaba su secundaria y preparatoria mientras trabajaba en una gran ferretería de su ciudad natal, todo con la motivación de poder contribuir a la economía familiar, por un compromiso moral con sus padres, pero también porque así se lo exigieron ellos. 

En algún momento dado, era tan pesado su ritmo de vida, que decide dejar su preparatoria trunca para enfocarse en trabajar al 100%, poder crecer en la ferretería para así ganar más y, en consecuencia, apoyar más a su familia, tener su propio dinero y comenzar a ahorrar.

Como pueden ver su vida ha sido muy sacrificada, trabajó desde niño y su motivación siempre fue apoyar a su familia a tener una mejor calidad de vida.

Don Arturo sigue creciendo en la empresa con el pasar de los años y a finales de los 60’s conoce a María, y se casa con ella después de 2 años de noviazgo, a los 28 años.

Un año después, nace su primer hijo Arturo Jr., 2 años después nace su segundo hijo, Gerardo y finalmente 6 años después tienen a la hija más pequeña llamada Michelle.

En cierto momento, se da cuenta que no puede crecer más en la ferretería en la que lleva trabajando más de 20 años, y además ya tiene más bocas que alimentar, por lo tanto, necesita generar más dinero.

Es ahí donde decide salirse de ser empleado y abrir su negocio.  ¿Qué negocio crees que abre? ¡Una ferretería! Porque es el giro en el cual lleva trabajando toda su vida laboral y en el cual conoce muy bien la operación.

Tiene los contactos con proveedores, algunos clientes deciden irse con él y consigue un buen local en el centro de la ciudad… el panorama luce positivo.

María se integra a trabajar con él desde la fundación del negocio, porque Arturo siente que debe de integrar personas de confianza a la empresa y porque así el ingreso caerá al mismo bolsillo.

Desde pequeños involucra a sus 3 hijos a trabajar en la empresa familiar, todos los veranos descansan un par de semanas y luego se los lleva a trabajar en el negocio para que lo vayan conociendo y para que, como él lo aprendió, les infunda el valor del trabajo.

Don Arturo vive en una casa mejor que en la que vivían sus padres y dado que él nunca pudo tener estudios universitarios, una de sus más grandes motivaciones es que sus hijos estudien en las mejores universidades, que viajen al extranjero y estudien semestres completos allá y así ellos gocen de una oportunidad que él nunca tuvo.

Además, secretamente visualiza que esa educación de alto nivel de sus hijos logrará capitalizar internamente la empresa familiar.

La empresa va creciendo y Don Arturo va necesitando manos, decide primero integrar a Arturo Jr, que trabaja con su padre mientras cursa los últimos años de la universidad.

El padre comienza a vivir el sueño en donde la segunda generación se integra a la empresa y lo apoyen a crecer la empresa con el mismo o mayor compromiso que él ha tenido.

Este compromiso implica levantarse temprano, dormirse tarde y contribuir a llevar el sustento a casa.

Las cosas van fluyendo, pero los primeros problemas se comienzan a presentar porque Arturo Jr. tiene como prioridad sus estudios, entonces no siempre llega a la misma hora al negocio, y en temporada de exámenes o proyectos, simplemente no va porque la escuela lo demanda demasiado.

Eso sí, él cobra puntualmente su sueldo como “empleado” de manera íntegra.

Ya cercano a graduarse comienza a haber un choque con su padre porque él quiere implementar cambios en la empresa, basado en lo que está aprendiendo en la universidad.

Y su papá se resiste porque él tiene muchos más años de experiencia en un negocio así y sabe lo que funciona y lo que no.

Ambos se comienzan a frustrar porque sienten que el otro no los toma en cuenta como esperaría.

Normalmente en la 2a generación hay un hijo que se cuadra, este caso Arturo Jr., y hace que los demás se cuadren.

Un error común en cuanto a las creencias de la segunda generación es – “Si el negocio es de mi papá, entonces también es mío”.

Por un lado, él estudió, pero no tiene experiencia profesional y quiere hacer recomendaciones. Por el otro, el papá dice – “NO, tú no tienes la experiencia en este negocio, así no se hacen las cosas aquí, necesito enseñarte cómo llevarte este negocio”.

El hijo quiere INNOVAR y el papá lo frena.  Quiere DESPEDIR gente y el papá dice – “No los voy a correr, es gente que lleva muchos años conmigo y están aquí desde que eras niño.

TÚ NO ME VAS A VENIR A DECIR CÓMO HACER MI EMPRESA”.

Hay un CHOQUE GENERACIONAL fuerte, MALA COMUNICACIÓN, falta de VISIÓN EMPRESARIAL y POSICIONAMIENTO como líder del papá.

El hijo tiene que entender que el negocio es de su papá y que mientras no haga méritos para ser el líder, es su deber alinearse.

Don Arturo no quiere que los hijos pasen por las mismas penurias que él pasó, apoya a su primer hijo a casarse y a comprar su casa.

El problema viene cuando se integra el 2o hijo, Gerardo.

Arturo hijo ha estado más tiempo, por lo tanto, él siente que tiene más derecho en la empresa y el hijo menor dice – “¿Por qué a él le compraste casa, ahora cómpramela a mí?”

En la empresa el hijo mayor se siente invadido por Gerardo. Si la empresa va bien, la casa del 2º hijo es mejor que la del primero.

Comienzan a darse tensiones familiares entre los hijos y envidias entre las familias de la 2a generación.

La plática en la comida familiar se vuelve hablar de los problemas de la empresa y eso aumenta el estrés por el uso incorrecto de la comunicación y la falta de reglas claras.

Cuando Arturo hijo está en casa, su esposa empieza a ver con malos ojos a la empresa y a la familia.

Comienzan los reclamos al papá en la empresa. Don Arturo habla con María, la mamá, sin tapujos, cosa que no hace con los hijos.

Y su conversación se enfoca en lo malagradecidos que son sus hijos porque no valoran todo lo que ha hecho su papá por ellos.

Papá busca compensar al primogénito pagándole un viaje o comprándole un buen carro, y el 2o se molesta porque le da más al otro hijo que a él.

El AMOR y el sentimiento de ser justo con los hijos tiene más jerarquía que las reglas, estructuras y roles claros en la familia, como socios-dueños, y como empleados en la empresa.

Michelle, la hija más pequeña, viendo esa dinámica familiar decide no involucrarse en la empresa, pero sí gozar de los beneficios que han tenido sus hermanos porque su papá también le compra casa y auto.

Dado que el tema de las comidas familiares es hablar de la empresa, ella da su opinión lo cual molesta a sus hermanos que piensan – “¿Por qué está opinando ella sobre un negocio que desconoce?”.

Don Arturo busca ser justo en la relación con los hijos, pensando que se equilibrará la balanza y el problema es que más bien nunca se logra un equilibrio, siempre alguna de las partes sentirá que le está dando más a la otra.

El fundador está cansado, se siente enfermo y desgastado después de partirse el lomo.

La dinámica que tuvo él como padre con sus hijos y su relación con la empresa ha causado una RUPTURA familiar.

Los hijos comienzan a hablar de HEREDAR en vida y el DINERO, no el AMOR, comienza a ser un factor primordial y tema central de las conversaciones con el fundador y de discusiones entre los hijos y sus familias extendidas.

La MANO FIRME Y el armar una EMPRESA BIEN CIMENTADA, SERÁ UN PATRIMONIO PARA LA FAMILIA de MUCHAS GENERACIONES.

Una casa no es patrimonio porque para que genere dinero hay que venderla.

Una EMPRESA SÓLIDA con equipo y procesos logrará que jamás le falte un ingreso a la familia.

Sólo hay que tomar en cuenta que, si la empresa generaba bien para sostener a una familia de cinco personas.

¿Qué sucederá cuando deba sostener a tres familias más?

Es entonces que la empresa debe crecer 4 veces más para garantizar el nivel de vida de esas personas en la tercera generación.

Si la empresa no está en posibilidad de lograr ese crecimiento, lo correcto será que algunos familiares deban enfocarse en nuevos proyectos y generar sus ingresos por otras fuentes diferentes a la Ferretería, que fue el negocio que fundó Don Arturo.

¿Por qué metemos a la familia a la empresa? Por CONFIANZA, porque el fundador cree que sus hijos velarán por el bienestar de la empresa y se enfocarán en el crecimiento de esta, porque es su «patrimonio.»

Sin embargo, como no les ha costado ni entienden la dinámica, todos son jefes, todos opinan, todos se enojan y todos reclaman al fundador.

Muchas veces el FUNDADOR por apoyar, contrata a los familiares que han corrido de todos lados, o a los que nadie quiere contratar, y en vida se acaban con una empresa próspera.

simplemente porque el papá en lugar de estar preocupado sólo por su familia está angustiado por sacar adelante a 4 familias, lo que le genera problemas de salud y al perder el enfoque en su empresa… truena.

Lo peor es que el fundador sigue vivo, pero sin salud.  Incluso a veces la familia quiere que el papá muera y que todo se subdivida para que cada uno tenga su propio reino y quien más se angustia es la mamá, que ya no tiene esposo, tiene una familia dividida, los hijos no se hablan y al mismo tiempo no tiene un sustento garantizado dado que los hijos disolvieron la empresa que había creado el papá.

Es fundamental sensibilizar a los hijos, padres y abuelos. Si eres HIJO, la empresa es de tu papá, él te está dando la oportunidad de echar a perder con su propio dinero.

Además, te está abriendo la puerta, sin ningún esfuerzo, de tener un trabajo remunerado, sin pasar por todo el proceso de reclutamiento y selección necesaria para trabajar en un gran corporativo.

Si la dinámica con tu papá es tan complicada, dale las gracias y busca trabajo, aprende el reto que implica ser empleado con horarios, un jefe que te exige, con procesos y políticas, para que valores el paraíso que es estar en la empresa de tu padre y todos los beneficios que tienes.

¡Gánate el derecho de que tu voz tenga un peso, de que tus ideas valgan y que realmente van a contribuir a que la empresa crezca!  

Se responsable y valora la bendición de entrar en un tren en movimiento, en lugar pasar por todas las penurias que implica emprender un negocio de cero.

Como puede ser el no tener para la nómina, el sentirte solo, el trabajar 15 o más horas diarias, que muchas veces seas el culpable de todo lo malo que sucede en la empresa y eres ese escudo que recibe las quejas y embates de los clientes, proveedores y proveedores.

CABEZA DE FAMILIA

haz valer tu autoridad y forma hijos responsables que aprendan a valerse por sí solos, que sepan el costo de la vida y una vez que ya tengan la experiencia y que sepan el reto que implica ser empleado, vengan con la motivación de sumar a la empresa familiar.

Para que, alineados a su perfil crezcan en la empresa y en un momento dado, por mérito propio, te demuestren que son las personas idóneas para ese cambio de estafeta.

No hay orgullo más grande para un papá que ver que la siguiente generación lleva la empresa al otro nivel.

¡Fundador no renuncies a tus sueños por cumplir los caprichos de tus hijos!

¿Quieres una empresa que apenas dure una generación o una que perdure por muchas generaciones más?

Como consejos para los hijos, considera que tu papá es de otra GENERACIÓN gánate el mérito de cambiar la filosofía y dinámica de la empresa y no quieras imponer tu forma de pensar

Si no has demostrado tu valía en la empresa.  Es SU EMPRESA, y él es TU PAPÁ, entonces respeta a AMBAS, porque no has hecho ni un 10% del esfuerzo que él hizo para arrancarla.

Si te quieres quedar entonces cuádrate y alinéate a honrar ese legado que construyeron tus padres. A tu padre agradécele y honra su presencia, sus logros y el camino andado.

GÁNATE TU LUGAR EN LA EMPRESA y en la mente y corazón de tu padre como SU SUCESOR.

PAPÁS tus hijos no necesariamente son las personas que necesitas en la empresa ¿En serio crees que serán los MÁS COMPROMETIDOS? ¿Quieren estar verdaderamente ahí? ¿Contratarías a alguien sin experiencia para estar en un puesto Gerencial? ¿Tolerarías que un empleado rompa las reglas de la empresa cómo lo hacen tus hijos?

NO quieras comprar el cariño de tus hijos al integrarlos a la empresa o no quieras compensar el tiempo que no estuviste con ellos por partirte el lomo en la empresa, pensando que conviviendo en la empresa van a disfrutar como cuando ellos eran niños.

En la mayoría de las ocasiones los hijos no son las personas ideales para manejar la empresa y llevarla a otro nivel.

Son muy pocos los casos, los cuento con los dedos de la mano, en los que los hijos y los nietos revolucionaron lo que hizo el papá y el abuelo y realmente capitalizaron una empresa que recibieron en bandeja de plata.

PAPÁ la mejor ayuda que les puedes dar a tus hijos son los valores, a ser personas de bien, responsables, trabajadoras, pero no necesariamente dándoles un trabajo sin esfuerzo o un sueldo y bienes que no valoran porque no les costaron.

Enséñales a ser autosuficientes, a que mediante su esfuerzo se generen un ingreso y si vas a invitar a un hijo o familiar a tu empresa.

Es porque está dispuesto a alinearse a una descripción de puesto, a un reglamento y lo más importante, porque va a agregar y apuntalar FORTALEZAS en áreas que tú eres débil y su nivel de compromiso será del 200% en comparación con el tuyo.

La integración de los hijos y familiares respecto a la empresa deberá de sumar y multiplicar, en lugar de restar y dividir.

¿Qué pasa si tu hijo o familiar no multiplica o suma?

El pastel tiene un tamaño, no crece y se tiene que dividir entre más personas y lo peor, muchas veces ese pastel se comienza a hacer más chico.

Lo que alcanzaba muy bien para la familia nuclear, no alcanzar para sostener a la familiar inicial más las 3 familias de los hijos. Simplemente las matemáticas no dan.

¿Porque la empresa no creció 4 veces?

Es más ¿por qué la empresa no creció el doble? Hay muchas razones, pero las principales son:

Desconocimiento, falta de liderazgo, falta de dejarse apoyar, el dejarse llevar por el corazón y el feeling en lugar de bajo la lógica y la razón.  

Al fundador, se le debe de honrar con AGRADECIMIENTO y COMPROMISO porque gracia a su creación ellos, los hijos y los nietos tiene lo que tienen.

RESPETO, ADMIRACIÓN Y MUCHO que APRENDER.

En muchos casos al papá lo sacan 79 años y se muere, en lugar de aprovechar todo su conocimiento y experiencia.

Los hijos deben de cuadrarse por 2 cosas: ÉL ES EL DUEÑO y ÉL ES TU PAPÁ.

Porque a ti hijo, te está poniendo en una plataforma a la cual pocas personas tienen acceso.

No tienes derecho a juzgarlo, criticarlo, hablar a sus espaldas o suponer que simplemente por ser más joven y tener mayor «preparación académica» podrás hacer las cosas mejor que él.

Como conclusión te puedo decir que la sucesión debe de ser un proceso natural y no un proceso emocional y de descontentos económicos.

Que la responsabilidad de un sucesor no es sólo que sobreviva la empresa, sino que se enfoque en crecerla y mejorarla en comparación con cómo la recibió.

Y el momento correcto para trabajar un plan de sucesión es ahora, porque entre más familia está involucrada en el proceso de operación y toma de decisiones más complejo se vuelve el plan de sucesión.

Que idealmente debe de asesorarse la familia por un profesional, que no tenga conexión emocional con ellos, para que su posición sea neutral y así el proceso siempre vele por lograr acuerdos morales, más que legales.

Que es muy difícil reforzar su cumplimiento, que fomenten el  sentido de justicia, el hablar con la verdad a través de una comunicación abierta y honesta.

El enfocarse en el futuro de la empresa y perdonar situaciones personales o familiares del pasado y saber que si hay un visión y sueño común compartido, habrá espacio para alinear a la familia y seguir creciendo la empresa. 

¿Cómo lograr un Plan de Sucesión Efectivo? Te dejaré con las ganas y la motivación de regresar a este canal o a este podcast porque te hablaré en 2 semanas respecto a

«Cómo crear tu plan de sucesión en 7 pasos y transferir tu legado»

Por lo tanto, suscríbete a mi canal de Youtube y sigue mi Podcast que se llama Tu Coach Rodrigo. Si este contenido tu fue de valor compártelo con algún dueño de empresa familiar que consideres que le será de utilidad.

Aquí puedes ver la versión audiovisual.

EMPIEZA A PROFESIONALIZAR TU EMPRESA

ÚLTIMO POST

Después de más de 1 año de una pandemia, que nos ha cambiado la forma de vivir y de llevar la empresa, es necesario hacer

CONTENIDO PARA TÍ

Rodrigo Escobedo

Después de más de 1 año de una pandemia, que nos ha cambiado la forma de vivir y de llevar la empresa, es necesario hacer …

Rodrigo Escobedo

Aprende a definir el AVATAR de tu Cliente Ideal Hoy te voy a contar porqué la mayoría de la publicidad no funciona. Te diría que …

Rodrigo Escobedo

Hoy te voy a hablar de una fórmula, que si yo pudiera resumir el Coaching en un concepto, sería este. Es la Fórmula para una …

Rodrigo Escobedo

¿Te imaginas que tu empresa familiar pueda perdurar por muchas generaciones y que además este crecimiento se dé manteniendo la paz y la armonía en …

¿QUIERES CONVERTIRTE EN UN VERDADERO EMPRESARIO?

Cada 15 días te enviaré información de extremo valor para que nunca pares de crecer

Da el primer paso PARA ASISTIR A LOS LIVES

¡TE TENGO LA SOLUCIÓN!

APRENDE EN MENOS DE 25 MINUTOS UN SISTEMA QUE HE PROBADO CON MIS CLIENTES

Te compartiré un Sistema Efectivo que te llevará a lograr una sucesión exitosa, a través de un proceso planeado y llevado paso a paso.

¡Comienza a avanzar hacia el crecimiento y la armonía de tu Empresa Familiar registrándote ahora!

Da el primer paso PARA ASISTIR A LOS LIVES

¡TE TENGO LA SOLUCIÓN!

APRENDE EN MENOS DE 25 MINUTOS UN SISTEMA QUE HE PROBADO CON MIS CLIENTES

Te compartiré un Sistema Efectivo que te llevará a lograr una sucesión exitosa, a través de un proceso planeado y llevado paso a paso.

¡Comienza a avanzar hacia el crecimiento y la armonía de tu Empresa Familiar registrándote ahora!