Los 4 errores más Comunes que cometen los Dueños de Negocio

El día de hoy te voy hablar de los 4 grandes errores que cometen los dueños de negocio y te voy a platicar de una historia que tal vez te suene familiar:

«Decidiste estudiar en una gran universidad y después de ahí saltar a una empresa importante, crecer y finalmente.

Conforme ibas creciendo en esta empresa hacer una carrera a largo plazo, eventualmente tener un buen dinero para el retiro y de ahí vivir feliz por el resto de tus días».

¿Cuál es el punto?

Que empezaste a avanzar en esa empresa, comenzaste a escalar, llegaste a nivel gerencial y tenías un nivel de ingreso interesante.

Pero también tu trabajo cada día se volvía más estresante.

Y al mismo tiempo la empresa conforme fuiste haciendo huesos viejos ahí, empezó a evaluar si quería retenerte como colaborador o si era tiempo de buscar una liquidación.

¿Qué pasa? Que llega esta liquidación y si esta empresa que te empleaba era de sistemas, lo que sabes hacer va relacionado con eso, sistemas.

Después de que te liquidaron, empezaste a vivir de tu colchón, estabas muy tranquilo, pero los gastos familiares seguían corriendo.

Empiezas a ver como ese colchón disminuye y decides emprender.

Y tu idea es “Voy a hacer un negocio relacionado con lo que se hacer, que son sistemas o probablemente consultoría en sistemas”.

¿Qué pasa? Que ves que el negocio va funcionando, ves que llegas a un nivel de ingresos similar al que tenías cuando eras gerente.

Pero las cosas fluyen de forma más tranquila.

¿Cuál es el reto? Que empiezas a ver que de ese dinero que estás generando, no necesariamente ves la utilidad por qué estás cometiendo el primer gran error, que es:

1. Tu negocio es tu trabajo.

Básicamente, las cosas funcionan porque tú estás ahí y si tienes un equipo de colaboradores no necesariamente responden como tú esperas.

¿Por qué? Porque no los estás entrenando, porque no tienen los sistemas correctos y básicamente la generación de ingresos depende de ti y eso nos lleva al segundo error.

2. La chequera de tu negocio, es tu chequera personal.

Como te decía antes, llegas a un nivel de ingreso que es similar al que tenías cuando estabas en ese puesto gerencial, estás muy contento y el problema es que te comienzas a gastar dinero del negocio a nivel personal, dinero que después va a necesitar la empresa.

Empiezas a aprender a la mala, que existen costos fijos, costos variables y el reto también es que empiezas a darte de topes.

Porque no tenías contemplado y pensabas que lo que vendías era lo que iba a entrar en tu bolsillo.

Conoces el concepto de utilidades y dices me voy a esforzar por llegar a un nivel de utilidades.

¿Por qué? Porque siguen los gastos de la empresa y además siguen tus gastos personales, como ves que las deudas se pueden empezar a acumular.

Hay dos caminos o generas más ventas que te van a llevar a generar más utilidades o empiezas a pedir prestado lo que se vuelve una bola de nieve porque se convierte en una deuda mucho más grande.

Piensas “Voy a ir por el camino correcto, voy a generar más utilidades” y eso implica una mayor operación porque tienes que conseguir más clientes.

Porque tienes que contratar colaboradores para que te apoyen a atender esos clientes y como muchas cosas dependen de ti.

Porque viviste el primer error, tu negocio es tu empleo, y estás vuelto loco con la operación.

Estás estresado, empiezas a fallar con los clientes, comienzan a haber quejas y dices:

Ok, voy a traer más gente que me apoye” ¿Qué es lo que sucede? ¿Contratas a los mejores y les das el mejor sueldo? No necesariamente.

Tu pensamiento es:

Voy a empezar pagando sueldos bajos” por ejemplo respecto a traer a un contador, vas y contratas a alguien que le pagues 7 u 8 mil pesos, porque quieres que vaya haciendo escuela.

Y yo te preguntaría ¿Por qué no alguien que le pagues 35 o 40 mil pesos? Y me dices “es que ni siquiera yo ganaba eso” entonces eso nos lleva al tercer error.

3. Te conviertes en un misionero de tu negocio. 

El tercer error que cometen los dueños de negocio es convertirse precisamente en misioneros en lugar de contratar talento ¿Cómo sucede esto de convertirse en misionero?

Básicamente vas a una fiesta, te encuentras a un amigo que no veías desde hace mucho tiempo y le dices:

“Oye necesito contratar a alguien para mi despacho contable”

por poner un ejemplo y te dice:

Ah, precisamente mi primo ha trabajado muchos años en un despacho contable, tiene toda la experiencia y pienso que es perfecto para ti”.

¿Qué pasa? Contratas a esa persona o decides meter a un familiar, sin los filtros correctos, sin un proceso de reclutamiento, sin una inducción, sin descripciones de puesto y el punto es que esa persona trae toda la motivación y el compromiso.

Pero a la vez al no tener el entrenamiento correcto se empieza a desanimar, o al no tener el perfil adecuado no te da los resultados que esperas.

Después de 15 días o un mes simplemente está ahí divagando en el negocio y a la vez, tú estás desesperado, estresado porque tienes los proyectos con los clientes y tienes a un persona que no está dando los resultados esperados y lo peor, le estás pagando un sueldo.

¿Cuál es el reto que viviste ahí? Que no hubo una descripción de puesto, no hubo un proceso de reclutamiento formal, no hubo una inducción, no hay entrenamiento.

Y a la vez, no sabes cómo correr a esa persona, porque sabes que si lo corres te vas a meter en problemas, ya sea con tus amigos o con tu familia, no te estoy diciendo que no contrates amigos o familia.

Pero todo debe ser con base a una descripción de puesto.

Si tu amigo o familiar es la persona idónea para ese puesto seguramente te va a funcionar.

Si no, con todo el dolor de tu corazón vas a evitarte ese problema porque el ser el misionero de negocio definitivamente te va a costar mucho tiempo y mucho dinero.

Esto nos lleva al siguiente error, no desarrollar tus habilidades gerenciales.

4. No desarrollar sus habilidades gerenciales.

¿Qué te puedo decir aquí? Que no puedes estar en el cuarto de máquinas y a la vez ir guiando el barco.

Si estás en el cuarto de máquinas, no te darás cuenta que el barco va directo a un iceberg, porque al final no tienes esa visión que tiene el capitán.

¿Cuál es el rol del dueño? El rol del dueño es definir metas, establecer la planeación y es tener claridad en que está pasando con las finanzas, sin que necesariamente te pongas a llevar los cálculos.

Es ver que la gente esté contenta, que el cliente esté contento y al final del día si trabajas a esos niveles, puedes pensar en lo que sigue para el negocio.

Cómo puede crecer y enfocarte en nuevos proyectos teniendo a la gente correcta.

¿Cuál es el reto cuando estas perdido en la operación? Que muchas veces por estar perdido en la operación dejas de tener esa visión estratégica, mi visión como tu Coach.

Es que, si estás en la talacha, si estás a nivel técnico u operativo, si estás en el auto-empleo, te conviertas en supervisor, de supervisor a gerente, de gerente a Director General y de Director General a Dueño. Te voy a platicar una historia:

«Conocí a un dueño de negocio que tiene una empresa, que es rentable, que ya tiene cierto nivel de colaboradores, digamos supervisores y gerentes y ya tiene sucursales.

El reto es que se levanta a las 4:00 de la mañana, viaja a Estados Unidos a ver a un proveedor, tiene una reunión con ese proveedor a las 10:00 de la mañana, después a la 1:00 de la tarde tiene otra reunión con otro cliente u otro proveedor.

Su vuelo de regreso a México sale a las 7:00 u 8:00 de la noche, vuela de regreso a México, llega a las 12:00 de la noche, duerme 3 o 4 horas y está en ese ciclo de forma constante

¿Qué pasa? Que está muy cansado, que está agotado, que no tiene tiempo para ver a su familia y hasta problemas de salud puede tener.»

¿Cuál es el reto con él? Que está jugando un doble rol, el de Director General y el de Dueño vs alguien que si vive el rol de dueño. Alguien que vive el rol tiene tiempo para estar con su familia.

Puede ir 5 semanas de vacaciones, tiene tiempo para hacer ejercicio, para hacer lo que le gusta ¿Por qué? Porque tiene una empresa con bases sólidas, que es rentable, que es eficiente y que funciona sin que él tenga que estar ahí.

Lo que te quiero decir es que el Director General es una chamba de 24 horas y él es el responsable de todo, aunque tenga gente a su cargo, la responsabilidad final siempre va a ser de él.

Mi motivación como tu Coach es que logres brincar de ser Director General a ser Dueño.

En conclusión, muchas veces he escuchado la frase:

“el trabajo es tan feo, que te pagan por hacerlo”.

Y ¿Qué pasa cuando te la crees? Pues que así vives el día a día, estás frustrado y dices:

«otra vez tengo que lidiar con este cliente o con estos colaboradores, tengo que levantar las cortinas, abrir las puertas del negocio«.

Entonces mi recomendación es que empieces a reflexionar y determines cómo vas a evitar esos 4 errores.

Que conviertas tu negocio en una verdadera empresa, en lugar de verlo como un empleo, que dejes de mezclar, la chequera del negocio con tu chequera personal.

Puedes considerar dentro de los gastos fijos asignarte un sueldo como dueño, ligado con tus necesidades personales, pero a la vez que esté contemplado dentro del análisis financiero de tu empresa.

Y te enfoques en lograr el nivel de ventas para cubrir no sólo ese gasto sino, todos los gastos y poder generar utilidad en el negocio.

Evitar también el tercer error.

Si tienes descripciones de puesto, si tienes un plan de entrenamiento y de inducción podrás validar, si ese amigo o familiar es el mejor elemento de acuerdo a las necesidades del puesto.

O si tienes que contratar un externo hacerlo sabiendo que es la persona ideal para el puesto que tu requieres.

Finalmente, si desarrollas tus habilidades como gerente, podrás ir soltando la operación, ir escalando en el organigrama y comenzar a vivir ese verdadero rol de dueño.

¿Cuál es la cuestión? Que mucho de lo que ya te dije tal vez ya lo sabías, el punto es que en el pasado no estuviste dispuesto a hacer el sacrificio.

¿Por qué? Porque tal vez la recompensa, no es lo suficientemente motivante para ti.

Mi propósito como tu Coach Empresarial, es que tengas clara no nada más esa meta del negocio, sino esa meta personal, que te va hacer brincar todos los días de la cama, que te va realmente a motivar a decir

“estoy poniendo un ladrillo para construir la mejor empresa, un ladrillo a la vez.”

Que si tu sueño, es salirte de la ciudad y poder vivir en la playa porque te encanta el surfing, lo puedas hacer sabiendo que vas a dejar una empresa que es rentable, que es eficiente y que funciona sin que tú estés ahí.

O que, si tu sueño es franquiciar el negocio, también lo puedas hacer.

O que, si tu motivación, por ejemplo, dado a que tienes un taller mecánico es desarmar autos, está perfecto, el punto es que lo hagas por gusto y no por necesidad, que digas

tengo mi taller que funciona perfectamente y como es mi hobby desarmar autos

de repente te metes ahí porque ese es un gusto personal, pero no que tengas que estar desarmando autos para que las cosas funcionen.

Mi motivación es que brinques de auto empleado a Director General o si ya eres Director General

Que puedas dar ese salto a convertirte en verdadero Dueño de tu negocio.

Sígueme en mis redes sociales, suscríbete al canal de YouTube y sígueme en el Podcast porque estaremos compartiendo contenido de valor que te ayudará en tu empresa y si te gustó, compártelo con algún amigo o familiar dueño de empresa que creas que le pueda servir.

Ahora, si lo que quieres es ir más rápido, y acompañado de la mano de un Coach certificado que ya conoce el camino.

Entonces ponte en contacto con nosotros a través de http://tucoachrodrigo.com/contacto 

para tener una llamada gratuita con uno de nuestros coaches y validar si estás listo para dar ese paso.

EMPIEZA A PROFESIONALIZAR TU EMPRESA

ÚLTIMO POST

Después de más de 1 año de una pandemia, que nos ha cambiado la forma de vivir y de llevar la empresa, es necesario hacer

CONTENIDO PARA TÍ

Rodrigo Escobedo

Después de más de 1 año de una pandemia, que nos ha cambiado la forma de vivir y de llevar la empresa, es necesario hacer …

Rodrigo Escobedo

Aprende a definir el AVATAR de tu Cliente Ideal Hoy te voy a contar porqué la mayoría de la publicidad no funciona. Te diría que …

Rodrigo Escobedo

Hoy te voy a hablar de una fórmula, que si yo pudiera resumir el Coaching en un concepto, sería este. Es la Fórmula para una …

Rodrigo Escobedo

¿Te imaginas que tu empresa familiar pueda perdurar por muchas generaciones y que además este crecimiento se dé manteniendo la paz y la armonía en …

¿QUIERES CONVERTIRTE EN UN VERDADERO EMPRESARIO?

Cada 15 días te enviaré información de extremo valor para que nunca pares de crecer

Da el primer paso PARA ASISTIR A LOS LIVES

¡TE TENGO LA SOLUCIÓN!

APRENDE EN MENOS DE 25 MINUTOS UN SISTEMA QUE HE PROBADO CON MIS CLIENTES

Te compartiré un Sistema Efectivo que te llevará a lograr una sucesión exitosa, a través de un proceso planeado y llevado paso a paso.

¡Comienza a avanzar hacia el crecimiento y la armonía de tu Empresa Familiar registrándote ahora!

Da el primer paso PARA ASISTIR A LOS LIVES

¡TE TENGO LA SOLUCIÓN!

APRENDE EN MENOS DE 25 MINUTOS UN SISTEMA QUE HE PROBADO CON MIS CLIENTES

Te compartiré un Sistema Efectivo que te llevará a lograr una sucesión exitosa, a través de un proceso planeado y llevado paso a paso.

¡Comienza a avanzar hacia el crecimiento y la armonía de tu Empresa Familiar registrándote ahora!